Escáner intraoral: conoce las ventajas de esta tecnología en medicina oral

¿Conoces las posibilidades que puede aportar un escáner intraoral? En nuestra clínica nos esforzamos por mantenernos al día en nuevas tecnologías aplicadas a nuestros tratamientos, ya que a través de las mismas aportamos a nuestro trabajo precisión, seguridad, rapidez y efectividad.

Con nuestro nuevo escáner intraoral estamos aportando muchas ventajas a nuestros procedimientos, te desvelamos cómo actúa y qué nos facilita esta tecnología de diagnóstico por imagen tan novedosa y con tantas aplicaciones.

Escáner intraoral: conceptos básicos

Un escáner 3D es un dispositivo que, a través de la creación de una nube de puntos gracias a la tecnología del láser 3D (que capta la geometría de cualquier superficie con mucha exactitud) ofrece una imagen en tres dimensiones que es una reproducción de la realidad muy exacta. Sus primeras aplicaciones fueron en topografía, pero pronto se empezó a aplicar en ciencias de la salud.

La nube de puntos se consigue almacenando datos a través de la medición de distancias, ángulos, colores, etc. Convertimos la superficie del interior de una boca en una representación digital muy fiel a la realidad. Consigue además realizar la imagen en muy poco tiempo y sin necesidad de mantener un contacto físico, lo que facilita enormemente la labor del profesional de la salud dental.

De modo que cuando utilizamos un escáner intraoral lo que estamos consiguiendo es obtener un archivo de imagen en 3D que reproduce con mucha exactitud la cavidad oral de un paciente con todos sus relieves.

Funciona a través de una cámara (también llamada lápiz) que se pasa por encima de las encías y de la dentadura del paciente. Al tiempo que va escaneando, va creando una recreación digital fidedigna en un archivo digital (a través del volcado de datos).

Escáner intraoral: ventajas de su utilización

Tener una representación en 3D del interior de la boca de un paciente a través de un escáner intraoral permite evitarle la molestia de obtener moldes o impresiones dentales que suelen llevar aparejadas muchas molestias (y que en ocasiones ponen a prueba su paciencia, especialmente en el caso de los más pequeños).

escaner intraoral dental

Aunque se ha mejorado mucho en el campo de los moldes, lo cierto es que para algunas personas el sabor de la pasta que luego se endurecerá es algo desagradable. Si a eso le sumamos el hecho de que tienen que someterse a la introducción de objetos desagradables e incómodos para poder extraer una impresión, es normal que se produzcan situaciones en las que se sientan náuseas.

Además es un dispositivo fácil de higienizar que resultará menos intimidante incluso a los pacientes con más preocupación por su salud.

Debemos sumar el hecho de que el paciente no va a tener que esperar de una manera estática, sino que pueden percibir cómo el escáner va desplazándose e ir viendo la imagen que se forma. Esto les ayuda a que la espera sea más llevadera. Por no hablar de la rapidez con que estos dispositivos son capaces de formar el mapa en 3D de la boca del paciente.

Y junto con la comodidad y rapidez, el escáner intraoral ofrece precisión: minúsculas grietas pueden ser descubiertas y además se evita el margen de error que puede aportar la silicona o escayola del molde de impresión (como las pequeñas burbujas de aire atrapadas, por ejemplo).

Si seguimos hablando de las ventajas del escáner intraoral, tenemos necesariamente que detenernos en cómo transforma el proceso de corrección de errores (aunque se producen muy pocos): basta con volver a pasar el lápiz por la zona, sin necesidad de volver a trazar todo el “mapa”.

Se debe tener en cuenta que, al obtener una imagen que irá en un archivo digital, se garantiza que en el transporte de la impresión ya no se va a sufrir ningún daño in itinere que pudiera hacerle perder realismo. El envío se hace a través de medios digitales.

Otra gran ventaja va a ser la de que el paciente pueda sentirse más y mejor informado: tan solo tendrá que echar un vistazo a la imagen en 3D para entender mejor los tratamientos que se le sugieren por parte del facultativo.

Aplicaciones del escáner intraoral

Las principales aplicaciones de un escáner 3D intraoral son los tratamientos protésicos y los ortodóncicos. En ambos campos se necesita tener un conocimiento lo más exacto posible de la forma y estructura de la cavidad bucal.

Para diseñar ortodoncias hace falta tanto escoger una forma de abordaje o técnica como conocer las necesidades de un paciente, y con el escáner intraoral esta tarea se simplifica y se permite recurrir a técnicas muy precisas que garantizan grandes resultados.

En cuanto a prótesis e implantes, se trata de procesos que pueden resultar algo estresantes para el paciente, por lo que reducir el margen de error y acomodar la nueva pieza a la primera gracias a la precisión del escáner hace que sean mucho más llevaderos.

0 comentarios

¿Qué te ha parecido?

Responder