Cómo cepillarse los dientes con brackets

Cepillarse los dientes con brackets parece una tarea imposible pues a veces pareciera que estos son simplemente una barrera que nos impide una buena higiene. Una de las principales incomodidades de las personas con ortodoncia fija es la cuestión de aseo y es que con toda razón debería ser una prioridad (aun para aquellos sin brackets); una mala higiene dental promueve el crecimiento de bacterias en la boca que en un mediano plazo será causa de la aparición de caries y en un largo plazo ocasionará la pérdida prematura de los dientes naturales.

Sin embargo prometemos que no se trata de una tarea de súper héroes, cepillarse los dientes con brackets es posible para cualquier persona y es sencillo; solo se trata de tener un poco de paciencia y seguir los consejos que dejamos a continuación.

Image Created by Freepik

Kit de limpieza

Lo primero es admitir que sí, efectivamente una dentadura con brackets es más propensa al almacenamiento de bacteria. Por eso, para una correcta rutina de limpieza es necesario tener las herramientas indicadas. Dentro de tu kit de aseo dental siempre debes tener a mano:

  • Cepillo de dientes (preferiblemente especial para brackets)
  • Cepillo Interproximal (para limpiar entre la ortodoncia y llegar a los lugares difíciles)
  • Hilo dental (preferiblemente especial para brackets)
  • Y enjuague bucal o colutorios (opcional pero recomendable)

Lo importante es el tiempo de cepillado, no la cantidad de pasta dental

Algunas personas usan grandes cantidades de dentrífico y cepillan sus dientes por corto tiempo y piensan que con eso es suficiente. La verdad es que tomar un poco de pasta dental del tamaño de un guisante ya está bien, el truco está en tomarse el tiempo y asegurarse de que se están alcanzando todas las zonas al limpiarse los dientes.

Retirar las partes extraibles

En algunos casos, la ortodoncia tiene algunos componentes removibles (como cauchos entre otros). Al cepillarse los dientes con brackets es recomendable retirar estas piezas con el fin de poder alcanzar con mayor facilidad todas las zonas.

Cepillar los dientes uno a uno

Sabemos que suena tedioso, pero lo ideal para mantener los dientes limpios es cepillar los dientes uno a uno alcanzando todas las zonas y fregando tanto las superficies internas como externas.

0 comentarios

¿Qué te ha parecido?

Responder